Morir o matar.
Esta, y no otra, ha tenido el honor de ser la primera canción que suena en mi nueva ubicación, en mi nuevo nido.
La mudanza, intensa, muy intensa. Mucho dolor físico incluso hoy, que tengo la espalda hecha trizas, e incluso un poco de dolor emocional, por todo lo que he dejado atrás. Villapingüino fue un buen lugar para malvivir.
Hoy, primer día de trabajo. Quizas porque tengo que realizar una labor, por ahora meramente intelectual, me ha recordado un poco a hacer trabajos para el cole. Un informe de 13 páginas sobre objetos de aprendizaje. Me llevó toda la mañana. No nos metieron prisa, pero quizas sea tomarse mucho tiempo. O no… no lo sé.

Y tus párpados cayendo se me antojan gillotinas…

Los mios ahora mismo caen con ese peso especifico, el del sueño acumulado de dias sin dormir, de esfuerzos inhumanos y madrugones. Y lo que me queda…

100_0900

Echaré de menos estos atardeceres… para ver con más ánimo cada nuevo día.

Anuncios