Esta recera ha sido probada hasta ahora, con exito, con kiwis y fresas.

Se necesita la misma cantidad (en peso) de fruta que de azúcar, 1/2 vaso escaso de agua, y ganas.

Se pica la fruta en trozos no muy pequeños, ni muy grandes. En una olla se pone la fruta, el azucar y el agua.

Se pone a fuego fuerte hasta que empieza a hervir, y luego se baja a fuego medio, removiendo siempre, durante 20 minutos, aproximadamente.

La mermelada está lista cuando cogiendo una gota entre los dedos, al separarlos queda un hilillo (punto de hebra, que se llama) y la sensación es pegajosa.

El truco del almendruco: si parece que va a quedar muy líquida, una cucharadita de gelatina neutra en polvo es mano de santo para que luego tenga la consistencia oportuna.

Para conservarla, se mete en tarros de vidrio (previamente esterilizados dejándolos en agua hirviendo durante 20 minutos) mientras está aún caliente,  se cierran los tarros, y se dejan 24 horas boca abajo hasta que se haga el vacío.

Siendo tan fácil como es hacer meremelada… no sé para qué narices seguis comprando cosas prefabricadas… no lo sé…

Anuncios