En Japón hay gente con mucho tiempo libre. O gente que aprovecha el tiempo mucho mejor que en occidente, y les salen días de 29 horas. Si no, yo no me explico cómo hacen estas cosas: un amigurumi-conejo y un amigurumi-oso con sendos ukeleles adaptados a su tamaño “supecuqui*”. Juntos ambos dos forman el grupo U900, y nos deleitan con conocidas melodías en los más variopintos escenarios.

Yo me quedo loca.

Y ustedes, si ven los videos, también.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

* “el tamaño supercuqui”: aquél por el cual un objeto es presentado en un tamaño muy inferior al que es habitual, y sin embargo, su cualidad de resultar “cuqui” (cute en inglés, kawai en japonés, riquiño en gallego) aumenta exponencialmente, conforme el tamaño del mismo decrece.

 

Anuncios