Me comí con patatinas mucha bilis reconcentrada, no fuera a ser eso y no el sentido común, lo que se reflejase en este tercer acto. Y a pesar de haber votado con antelación y por correo, reflexioné en la jornada de reflexión, fui a votar de acompañante de Supernovio, y vimos en directo los resultados de sondeos y recuentos. Mucho antes, desde hace un par de años, me llevo informando y formando una opinión sólida basada en datos contrastados, y no en ideas vagas y “confrancoestabamosmejores”.

Sabéis hacia donde me decanto. Sabéis lo que pienso. Sabéis perfectamente que a la masa informe de la  población española el adjetivo más bonito que le puedo dar es IMBÉCILES.

Como ya lo sabemos todo, ahora sólo puedo decir una cosa : LA HABÉIS CAGADO.

Sí, vosotros, no yo.

Cuando en enero empiecen a jodernos vivos a todos, será culpa vuestra, y eso me cabreará muchísimo más. Podríais haberlo hecho bien, pero no. Os gusta más que os digan que hay que “sumarse al cambio” y vosotros sólo veais un camino. Y encima es el peor camino. Imbéciles.

NO OS DÁIS CUENTA DE LO QUE HABÉIS HECHO, PERO TODOS NOS VAMOS A ENTERAR.

Anuncios