You are currently browsing the category archive for the ‘Crítica de cine’ category.

Hubo un tiempo en el que fuí más de pluma que de pelo. En cuanto a animales de compañía se refiere, claro. Y en el piso en que que vivía teníamos a esta bicha, Federica:

Las mascotas tienden a parecerse a sus dueños.

Un día entró por la ventana, y se quedó con nosotras, dando por culo 24/7, comiéndose los marcos de las puertas, volando libre por la casa, arrancando teclas de portátiles, y tratando de anidar en las cortinas del salón. Fueron tiempos felices. Pero la felicidad duró poco.

Después de que Federica, mi agapornis alcoholica, se fugara volando por la ventana, el vacío mascotil se apoderó de mi vida. Fueron tiempos tristes, oscuros… como un domingo por la tarde para un EMO.

Pero aquello no podía sostenerse. Y empecé a pensar en buscar otro bicho al que torturar al que querer, mimar y cuidar mucho muchito.

¿Un mono? ¿Una boa constrictor? ¿Un gamusino? ¿Un unicornio rosa? De entre todas las posibilidades, esta serie me dió la idea:

Oruchuban Ebichu, o lo que es lo mismo, Ebichu, el hamster ama de casa, abrió ante mis ojos hipermétropes el universo roedoril.

Me vi la serie entera, que por cierto, es muy muy recomendable. Con un humor tan guarrete como cafre, maltrato animal a cascoporro, fornicio aquí y allá, unos toques ternura bizarra, y un dibujo como el de ShinChan cuando está bien dibujado (no como cuando parece que lo ha dibujado un mono epiléptico), hace de este anime de 19 capítulos algo que todo el mundo debería ver un sábado por la tarde, o incluso un domingo.

Y yo pensaba “qué bonita es Ebichu, qué boba, qué inoportuna, y qué práctica, que hasta te lava las bragas…” Yo quería algo así para mí. Además, yo nunca llegaría a ser como la desgraciada de su ama, que la espachurra contra la pared a la mínima. Con insultarla un poco basta y sobra, lo demás es cebarse, hombre.

Y pensando esto , un 23 de septiembre, tal día como hoy, me fui a la tienda de animales más próxima y dije:

– ¡Quiero una Ebichu!

Me miraron como si fuera imbécil. Con razón.

Así que me fuí a una tienda de animales un poco más alejada, pero en la que todavía no había hecho el ridículo, y exclamé:

– ¡ QUIERO UNA … DE ESTAS! – señalando a las cobayas.

Y así fué como adquirí a Uzi, que si bien no es un “hamster ama de casa”, siendo tan parecida, tendría las mismas prestaciones… O eso pensaba yo.

Uzi dejando clara su postura sobre las tareas domésticas.

Resulta ser que las cobayas no te lavan las bragas, ni te limpian el polvo, ni te hacen manzanillas cuando te duele la barriguita. Las cobayas piden de comer incansablemente, chillan como Federica, y si te descuidas también se comen los marcos de las puertas y los cargadores de los móviles. Lo único bueno que tienen es que son abstemias.

Han pasado tres años desde que ví Ebichu por primera vez, y hoy mi Uzicos cumple tres añitos conmigo. Y aunque no me ha lavado las bragas ni una sola vez, no la cambio por nada del mundo.

(Bueno, y yo cumplo 27… pero esa es otra historia 🙂 )

Anuncios

Pongamos que es domingo por la tarde. Pongamos que estás con resaca perruna pero el cura no tiene libre hasta las 7 para venir a darte la extremaunción. Pongamos que para pasar el rato te apetece ver una película. Pongamos que en la pila de DVDs Primco bajados vilmente del torrent te encuentras con el siguiente título, rudamente garabateado con rotulador permanente: SAMURAI REINCARNATION! (suena un trueno al fondo)

Y ahora ya vamos a dejar de poner, que parecemos gallinas de granja. En tu estado resaquil, con las neuronas intentando salir a flote, puede que decidas que con ese título, esa peli tiene que molar mazo. “¡Samurai reincarnation, tío! seguro que salen chinos, y patadas voladoras, y katanazos como panes, y alguna explosión, y quizás algún zombie por aquello de la reincarnation”…

No.

No lo recomiendo.

Creo…

Porque tal y como yo he visto esta película, en japonés con subtítulos en castellano, es un tostón.

Un señor samurai cristiano (sí, había de eso, es más, este personaje está basado en un señor de verdad, Amakusa Shirō), irancundo ante la muerte de todos sus amigos, primos y demás familia en la batalla, mientras se pasea levantando el puño amenazante al cielo entre montañas de cabezas cortadas, decide vender su alma al diablo y que le den por culo a dios. A mí esto me suena al Drácula de Bram Stocker. Mucho. Pero no digo nada. Será el folclore, o yo qué sé.

El diablo, que sabe más por viejo que por un curso de CCC, le concede el poder de devolver a la vida a los muertos, y así este buen señor, cabreado como una mona, se va primero al inframundo a recoger a una esposa despechada, luego a una cueva a por un señor que ya huele a cuco… y así sucesivamente, uniendo a su causa particular a un dispar grupo de mangurrianes.

El final lo veis vosotros si os atreveis. Yo he tardado unas catorce veces en conseguir verla entera sin dormirme, pero es que soy de sueño fácil.

Los efectos especiales, una maravilla (sarcásticamente hablando). Creo que ahora mismo la Orquesta París de Noia los usa en sus actuaciones por los pueblos de España (mucha niebla de maquinita, mucho cartón piedra, mucho rayo laser fake, mucho foco rojo…). El ritmo, más lento que un paso de Semana Santa, pero bueno, esa es una cosa muy japonesa, no vamos a entrar en esos terrenos que rozan lo intrínsecamente cultural.

Sin embargo, a pesar de todas las quejas, llantos y pataleos, es una película que… mmm… no sé cómo decirlo… Es una peli que mola. Imbuida plenamente de un síndrome de Estocolmo como un órgano de catedral, puedo decir que… mola. No puedo explicarlo mejor. Es una mierda, sí, pero una mierda que mola.

Creo que esto exige que lo comprobéis por vosotros mismos y me digáis algo, sea bueno, malo, o amenaza de defenestración.

Aquí, el trailer.

[Esta es mi opinión, y las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene una, y no a todo el mundo tiene que gustarle la tuya. Sólo diré que del 6.6 que le dan a esto en IMDB… le sobra 5 puntos]

La vida de los Panero, una familia de dementes brillantes, de brillantes dementes, sacan trapos sucios (no caben otros en esa vida de tormento) en esta película de Jaime Chávarri.

Con el hilo conductor del padre muerto, se repasan los cuatro personajes de esta historia: la Madre extraña, distante y un poco veleidosa, el Hijo Mayor verborrágico y grandilocuente, Juan Luis, el Mediano extremista y “exiliado” de la familia, Leopoldo María, y el Joven Michi, el suicida, conformando un bodegon extraño, oscuro, y costumbrista de un modo casi aterrador.

“El fracaso es la más resplandeciente victoria”

[Una crítica de la película más interesante  que la mía: http://www.miradas.net/0204/cults/2004/0405_eldesencanto.html ]

riti

Desde que los hermanos Lumiere inventaron el cine, se han hecho películas buenas, películas regulares, películas malas… y despues Riti.

Saltándose por completo todo lo establecido, las normas del “raccord”, sin un guión coherente, pasando olimpicamente de la lógica, y con unos personajes que son en sí un despropósito (mencion especial merece el tipo que siempre parece que está a punto de sacarse unas bragas del bolsillo y olerlas), Riti es la mejor manera superar el estreñimiento… porque disfrutar viendo esta película, dudo que nadie sea capaz de conseguirlo.

Por si acaso alquien se arma de valor, dejo aquí el enlace de la página donde la descubrí:

http://blondezombies.blogspot.com/2009/04/riti-magie-nere-e-segrete-orge-nel.html

(Página muy interesante, por cierto)

Está en italiano, con subtítulos en ingles y castellano.

Disfrutenla con salud, que falta les hará…

A %d blogueros les gusta esto: