You are currently browsing the tag archive for the ‘CERN’ tag.

En el CERN no hacen más que darme disgustos. Estos chicos… es que van como atolondrados por la vida, y luego pasa lo que pasa…

Primero el ingeniero X y su manía de dejar curruscos de pan tirados por ahí  . Por suerte, desde entonces su madre sólo le mete en la fiambrera “petisuis” y medias noches de jamón y queso, y de eso no deja ni las migas, criaturica.

Y ahora esto. Que primero “los neutrinos van más rápidos que la luz, que sí, que sí, que te lo juro, que el neutrino siempre llega primero, que el neutrino no es como Fernando Alonso, que cuanto más cobra, menos gana. El neutrino es el eyaculador precoz de las partículas…”  Y lo juraban por las mediasnoches de jamón y queso de sus madres.

Claro, el panorama científico internacional, patas arriba. Que si el neutrino le gana a Flash en una carrera; que si es imposible que le gane a Flash, a lo mejor a Superman si, pero a Flash no; que si eso no me lo dices en la calle; que si eso en la calle no te lo digo porque estamos a chorrocientos metros bajo los Alpes, y entre que salimos a la calle y no se nos pasa el cabreo, así que mejor te pego aquí dos hostias que te acelero las partículas de la cara…

Mientras tanto, el becario del CERN, al que llamaremos B, va de un lado para otro, llevando cafés sólos, cortados, con una nubecita de leche tibia ni templada ni fría ni caliente, tibia, y dos y media de azúcar, la media ni escueta ni abundante… Lo tienen puteado a más no poder. Suele irse a llorar a un rincón y a lamentar su mala cabeza cuando decidió dedicarse a la ciencia en vez de hacerse tornero fresador, que ahora estaría ganando una pasta.

Y fue en el rincón de llorar, donde el becario B se dio cuenta de algo: el cable estaba desenchufado!

Claro, así no salían las cuentas… Loco de contento, esperando una oportunidad de ascender, se lo dijo a su supervisor, el ingeniero Y, que le dio una plamadita en la espalda y luego lo ninguneó vilmente para llevarse él todo el mérito. Qué cabronazo.

Desilusionado, el Becario se ha vuelto a su pueblo, y ahora trabaja ayudando a su padre a alicatar. Cobra más, y su madre le hace unas lentejas de muerte.

 

Imaginen ustedes a un ingeniero, llamémosle X, con su bata blanca, su casco, sus gafas, su porno japonés bajándose en el emule (me gustan los personajes ricos en matices, qué pasa?), y sus chorrocientos títulos y masters [and commanders].

El ingeniero X trabaja en el CERN, ese fiasco que todos esperabamos que acabase dándole la vuelta al universo como un calcentín, y al parecer tiene el mismo poder destructivo que un pedo de ardilla.

¿Y cómo se imagina uno a un ingeniero en el CERN? Haciendo cálculos, controlando hipótesis, echandose una siesta en el colisionador (no todo va a ser trabajar, hombre…), sopesando variables, rezando a San Stephen Hawkin… ¿A que es así como más o menos se imaginan al señor ingeniero X?

Pero lo que la gente no recuerda es que los ingenieros, ya sean X, Y o coseno de Alfa, son personas. Personitas humanas. Con necesidades humanas.

Por ejemplo, la hora del bocata.

Hago un inciso para explicar que detrás de todo gran ingeniero suele haber una gran mujer que lo alimenta, una gran madre, una gran esposa, una gran pringada en general…

Retomando el tema, del mismo modo que el ingeniero puede cometer un error en un cálculo y escacharrar una máquinita de miles de millones de dineros, la mujer que lo alimenta también puede equivocarse a veces.

Y olvidarse, por ejemplo, de hacer la compra.

Y no tener, por ejemplo, suficiente chorizo de Pamplona para el bocadillo de su ingeniero.

Y mandar al ingeniero con el bocadillo medio vacío a trabajar al CERN.

¿Qué ocurre entonces?

Que no hay dios que se coma el pan a palo seco, y hay que deshacerse de él.

Y entonces, pasa esto:

http://www.rtve.es/noticias/20091106/gran-colisionador-hadrones-vuelve-parar-por-cacho-pan/299652.shtml

Madres, esposas, pringadas en general que alimentais a un ingeniero: Tened siempre fiambre en la nevera, o retrasareis, con fatales consecuencias, el avance de la cienca.

A %d blogueros les gusta esto: